EUN HA PAKEH

Estoy contento. Nací hace 45 años terrestres en una estación espacial cerca de la estrella Sigma Orionis, en la nebulosa de Orión, como lo llaman en la tierra. Digo nací por decir algo, porque los Pakeh no “nacemos”, es algo complejo. Papá compra una matriz y entre él y el otro “progenitor” inoculan esa matriz con una mezcla de sus tejidos. La matriz absorbe las mejores características de cada tejido y así nacemos poco después. Algo similar a la evolución humana, pero con una base tecnológica más importante. Después de nacer pasé un tiempo viajando entre naves con mis padres, aprendiendo a ratos con los ordenadores de aprendizaje. Mientras aprendía las cosas básicas de mi civilización también me dedicaba a observar cómo mis padres comerciaban. Nuestra civilización depende casi al 90% de las relaciones comerciales, toda la tecnología, estructura política, etc., tiene relación con el comercio y las naves comerciales. Mi civilización creó los portales interestelares por los que llegamos al sistema solar. Yo no llego a entender la tecnología que usan esos portales, son algo parecido a los agujeros de gusano descritos por vuestro científico Einstain o como se llame. Con unos 15 años ya empecé a llevar la nave de mis padres, iba haciendo cosas fáciles al principio, como introducir datos en la computadora, y a los 18 ya estaba alineándola con las estaciones y podía conducirla prácticamente solo, es lo que tienen los cuatro brazos, dan para bastantes cosas.

Vinimos al sistema solar buscando nuevos materiales y rutas comerciales, vamos, que no vinimos a conquistar ni nada de eso. A nuestros líderes no les gusta demasiado el poder, sólo el comercio, ya sabéis. Es mucho más fácil evolucionar como civilización si no tienes que pelear con nadie, todos ganamos. Cuando conseguí mi licencia Pakeh para pilotar naves estuve trabajando un tiempo de piloto para una de las grandes compañías Pakeh. Visité gracias a eso casi todos los sistemas en los que los Pakeh hacían negocios, he percibido cosas raras, muy raras, y también cosas muy hermosas. Los Pakeh no tenemos ojos, solo boca y oídos, pero compensamos la falta de ojos y nariz con una gran percepción telepática, similar a los sonares, pero bastante más precisa y avanzada. No os quiero aburrir con datos técnicos. Llevé desde paquetes de limpiadores de motor hasta armamento pesado que podría destruir planetas enteros. Una vez hasta tuve que llevar una mascota de una punta a otra del universo, pero pagaban bien.

A los 10 años de trabajar para esa compañía lo dejé y me uní al ejército, que aparte de la seguridad de las naves y los portales tenía una rama que se dedicaba a la exploración de nuevos sistemas. En el año 2024 llegamos al sistema solar y estuvimos buscando formas de vida inteligente. Nos topamos con los Loriangels en el planeta que llamáis Marte, eran unos seres bastante extraños, con ellos empezamos a comerciar con maquinaria de excavación y planos de cómo crear las estructuras subterráneas en las que vivían. Nosotros les enviamos minerales y gases que utilizan como alimento y para crear sus estructuras. En el 2026 os conocimos a vosotros, los humanos, y yo le cogí cierto cariño a vuestra raza. Pude “ver” vuestras antiguas películas y entretenimientos, sobre todo las de Clint Eastwood. Desde entonces me quedé a vivir en vuestras estaciones espaciales y conocí vuestra raza cada vez mejor. Mi raza empezó a importar las estructuras y la tecnología necesaria para regenerar la atmósfera terrestre. Las cúpulas que cubren vuestras ciudades mantienen el aire respirable y las nubes de gas que liberamos en vuestro cielo van eliminando poco a poco los gases invernadero y regenerando la capa de ozono. No es que se vaya a regenerar de la noche a la mañana, pero se calcula que en aproximadamente 11 años estará recuperada al 90%. Yo abandoné el ejercito más o menos a los tres años de comenzar a vivir en vuestras estaciones espaciales. En el 2032 me mudé a Granada, había oído unas cuantas cosas sobre unas naves que estaban construyendo con una tecnología bastante avanzada. Me enteré de que iban a salir plazas en el ejército de la alianza del sistema solar y vine aquí para alistarme. La alianza del sistema solar había sido creada entre los Humanos, Loriangels y Pakeh para mejorar las relaciones comerciales entre las razas y la fuerza de defensa del sistema solar. Arthur McAllister Kruchenko fue nombrado presidente del sistema solar en el año 2026 y formó un consejo de asesores con representantes de las 3 razas conocidas del sistema solar. De política terrestre no se mucho, pero me pareció una buena elección. Y en eso me hallo ahora, me acabo de alistar en el ejercito de la alianza del sistema solar para poder pilotar esas nuevas naves. Empiezo mañana y no sé qué vamos a hacer, bueno, ya me callo, gracias por el café.

Un comentario en “EUN HA PAKEH

  1. Pingback: Why? Who? What? When? Where(?) « Frasin A. Mederit

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s