1: Algunas preguntas (Ficción Barata 2014)

Esta es la primera de una serie de entradas sobre la narración de historias que estoy preparando. Si gusta haré más, y si no, pues supongo que también.

¿Qué es una historia?
Según la RAE es una “Relación de cualquier aventura o suceso”.  Generalmente una historia se compone de una serie de elementos, que sepamos: personajes, lugares y acciones, por quedarnos con lo más básico. Otro ingrediente muy importante son las relaciones entre esos personajes, lugares y acciones. Estas relaciones o cómo interactúan los personajes entre sí y con los lugares son la clave al configurar la historia, y no sólo las relaciones aisladas, sino cómo se ordenan entre sí (el montaje de las diferentes situaciones).
En un principio, las historias se contaban verbalmente. Alguien había experimentado algo, o visto algo, y lo compartía con aquellos que podían entenderle. Supongo que ese afán de compartir y dejar constancia de las experiencias fue lo que originó la escritura y las pinturas rupestres. Tras esto, el ser humano ha ido mejorando la forma de contar historias, tanto por escrito como visualmente hasta llegar a los formatos transmedia que se valen de varios medios para contar las historias, requiriendo cierta colaboración del receptor. En cualquier caso, el hombre ha ido aportando complejidad a las historias, aunque la base sigan siendo personajes, lugares y acciones.

¿Y por qué contamos historias? ¿Qué nos mueve a contar historias al resto del mundo? Creo que principalmente por expandir el conocimiento, pero también por curiosidad. La curiosidad por saber más, por conocer cómo funcionan las cosas, curiosidad por el conocimiento. No creo que nadie sin un poco de curiosidad se pueda interesar por contar historias, y tendrá posiblemente una vida bastante aburrida. A todo el mundo le interesa una buena historia, el éxito del cine y del entretenimiento narrativo en general radica en esto. Un libro interesa cuando nos queremos enterar de qué pasará más adelante, cuando tenemos curiosidad por el futuro de los personajes. Un videojuego, incluido el tetris, por poner un ejemplo muy simple y sin aparente narrativa, tiene interés porque queremos saber cómo sigue (en el Tetris sabemos que si no jugamos bien, acabaremos perdiendo, con la consiguiente pantalla de “game over”, pero ¿Qué pasará si seguimos jugando, eliminando líneas? Ahí la curiosidad). En el cine no hay interacción, pero igualmente tenemos curiosidad por ver cómo acaba la historia, como en un libro. Es pues la curiosidad del receptor y el afán de compartir del emisor lo que nos lleva a contar historias (al menos desde mi punto de vista).

“Ah, ahí está el misterio. Y en estos días de explicación de misterios, estos días en que [el psicoanalista Lawrence] Kubie puede explicar el proceso creativo simplemente invocando la palabra preconsciente – cuando la duración de nuestro planeta puede ser estimada por el ratio de expansión del universo – por favor, Dios, déjanos este único misterio, irresoluto; ¿Por qué crea el hombre? Y en ese mundo sin arte ni misterios, yo también preferiría dejar de existir.”
“Ah, there’s the mystery. And in these days of explaining mysteries, these days when [psychoanalyst Lawrence] Kubie can explain the creative process by simply invoking the word preconscious – when the duration of our planet can be estimated by the rate of expansion of the universe – please, God, leave us this one mystery, unsolved: why man creates. And in that artless and unmysterious world, I would also preferably cease to be.”
Leonard Bernstein. 

En esta cita Leonard Bernstein proporciona otra clave, y es ¿Por qué creamos? Responde a la pregunta diciendo que es uno de los pocos misterios que quedan para la humanidad. Como ya he dicho, creo que hay un afán por comunicarnos con el resto del mundo, pero ciertamente, el origen de ese afán lo desconozco. La cita de Bernstein es algo romántica pero tampoco le falta razón.El por qué creamos debería seguir siendo un misterio.
¿De qué generos hablaré en estas entradas? Principalmente de géneros audiovisuales. Me interesa especialmente la fotografía en el cine, pero también la narración visual. Hablaremos también de géneros transmedia, narración fotográfica (fotonovelas, series y fotografías singulares), videojuegos y algo de narración escrita. Creo que no hay nada más completo que la narración transmedia cuando se utiliza bien, ya que combina audiovisual y narración tradicional, y entiéndase aquí audiovisual como todos aquellos formatos que incluyen sonido y/o audio (vídeo, cine, fotografía, videojuegos, podcasts, etcétera).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s